Rutas de senderismo.
Cosas que hacer y ver en Fuentelencina

Las actividades de ocio que podemos realizar son numerosas tanto terrestres como acuáticas: piragüismo, vela, esquí-acuático, senderismo, escalada, etc.

Destaca en Fuentelencina su "Semana Santa" por la representación viviente de la Pasión del Señor, de gran éxito turístico y con una importante tradición. Desde el punto de vista cultural toda la zona es rica en un patrimonio artístico.
Podemos visitar "El Doncel de Sigüenza", "Iglesia de Beleña", en Beleña del Sorbe, Iglesias de Albendiego, Campisábalos y Villacadima, etc.

Todas estas características hacen de este entorno un bonito lugar como residencia habitual o para descanso de los fines de semana.


Rutas por Fuentelencina,
para amantes de la naturaleza

El camino de la Vega

FICHA TÉCNICA

• Distancia: 16 km.
• Duración: De 4 a 5 horas.
• Época: Esta ruta puede realizarse en cualquier época del año.
• Cartografía: Hojas IV del Mapa 536 (Tendilla), III del 537 (Auñón), II del 561 (Pastrana) y I del 562 (Sacedón), del Instituto Geográfico Nacional.

Descripción de la ruta

Iniciaremos este recorrido en la plaza de la iglesia de la Asunción en el extremo E. del pueblo.
Sobre la Vega se nos ofrece un mirador del valle que vamos a recorrer. Saldremos por el camino zigzagueante que desciende hasta la Fuente de Abajo, el más orprendente conjunto monumental que en materia de fuentes hemos visto en esta provincia. En un recinto rectangular formado por muro de sillería, el agua mana de seis cabezas sobre un largo pilón y se vierte en una amplia alberca, que es el lavadero. Después engrosa el caudal del arroyo de la Vega el que seguiremos desde este lugar.

Tras la visita a la Fuente de Abajo descenderemos por el valle, al principio llevaremos el arroyo a la izquierda pero antes de un km. lo habremos cruzaremos para llevarlo ya todo el tiempo a la derecha.
Inmediatamente después de cruzar el arroyo, dejamos un camino a la izquierda, el de Juan Reguera y llegamos a la fuente de los Perros.

El camino va cerca del arroyo y de las antiguas huertas, casi todas abandonadas pero entre un paisaje de espesura vegetal que oculta las ruinas de algún antiguo molino y el caz que le daba vida.
A los 3,5 km se une otro arroyo por la derecha, el barranco de Valdefuentes, y un km. más allá cruzamos el arroyo pasando al lado derecho para llegar en 200 metros a un cruce, continuaremos a la izquierda volviendo a cruzar el arroyo de la Vega, poco antes de su desembocadura en el río Arlés, por cuyo valle continuaremos desde aquí, ascendiéndolo en dirección a Alhóndiga, nuestro próximo destino.

A 100 m se nos queda a la izquierda la caseta del tío Padilla, su casa de Fuentelencina fue visitada con frecuencia por el torero Manolete para encontrarse con su novia, cuñada de aquél.
La vega del Arlés está cultivada y en los cerros próximos la espesura del bosque anuncia la abundancia de la caza.
Enfrente el monte Valdecuadrón y en él un camino casi perdido que guarda el recuerdo de la Malena, una aldea desaparecida hace siglos y cuyo término pasó a Fuentelencina.
A nuestra izquierda, a los 6 km se nos cruza el arroyo de la fuente del Tárago, por él baja una senda casi perdida por la que antiguamente se acortaba para llegar al molino del mismo nombre.
Llegamos al molino del Tárago y nuestra pista acaba ante una valla de alambre que corta el antiguo camino al molino.
Cruzamos el barbecho y nos situamos en el carril que une el molino con la carretera CM-2007. En este lugar se rodó algún capítulo de la serie «Curro Jiménez», el viejo molino se transformó para la ocasión en una fonda.
Sin cruzar el Arlés continuarnos por un camino que parte junto a la orilla y el puente y pasamos una valla por una puerta que está abierta lo que nos permite continuar sin recurrir a la carretera, pero seguiremos por el borde del barbecho hasta enlazar con el camino que sigue por el borde del talud y que sostuvo el caz del molino; tras pasar el barranco de Valdecao, el camino es más transitable.
Por el otro lado desde la cercana carretera asciende una pista hasta la ermita de la Virgen del Saz, en el término de Alhóndiga. Está en un bellísimo paraje con abundantes fuentes y mesas, pero no cruzamos porque sería añadir 7 km más a esta ruta.

Continuamos llevando el Arlés a la derecha y a los 10,5 km. llegamos a Alhóndiga.
Para regresar, desandamos el medio km que nos separa del barranco de la Calleja, ahora a nuestra derecha, por él asciende fuertemente el camino de Alhóndiga que seguiremos para regresar a Fuentelencina; está orientado al O. y a los 800 m desecharemos un camino a la derecha y un km más allá otro al mismo lado; desecharemos los caminos que nos sacan de la dirección O.

A los 14,5 km de nuevo desechamos un nuevo camino a la derecha, ya se divisa el pueblo.
Después, a nuestra derecha vemos las ruinas de la ermita de San Valentín y por la izquierda nos llega otro camino, descendemos el tramo final del camino de Alhóndiga dejando a la izquierda la residencia de los Agustinianos y a la derecha la Fuente de Abajo; sólo nos queda ascender la cuesta del Mirador de la Vega y terminar de nuevo en la iglesia de la Asunción donde comenzó esta ruta de 16 km.